"Ruins of Berlin", Dexter Romweber Duo (2009)


KEPA ARBIZU
Lumpen




Una de las características que hace fascinante al rock es su capacidad para albergar dentro de sí un enorme abanico de estilos, sonidos y sensaciones diferentes sin perder su esencia. Uno puede pasar de escuchar la balada más lacrimógena a un riff abrasivo sin mayores problemas.

Dexter Romweber es uno de los personajes que mejor ejemplariza este hecho. Creador en los noventa de un grupo (dúo para ser más exactos) de culto, Flat Duo Jets, basado en cabalgar por todos los estilos imaginados (surf, punk, country...) por medio de una maquina atronadora mezcla de rockabilly y garage.

Su carrera en solitario no modifica en absoluto su manera ecléctica de entender la música. Tomando como base su parte rockera más ortodoxa, su nómina de tonalidades no deja de incrementar, y ahora en su nuevo disco, “Ruins of Berlin”, llega a sonar más relajado, más dramático e incluso taciturno que en ninguna de sus referencias.

Para este nuevo proyecto, Dexter Romweber Duo, elige la compañía de su hermana, Sara, que será la encargada de la batería y demás percusiones, mientras que Dexter se hace con el timón de todo lo demás. Sigue fiel también a la idea de formar sus grupos con sólo dos integrantes, opción muy de moda en los últimos tiempos gracias a White Stripes, como es lógico, grandes admiradores del norteamericano.

La voz grave, potente y llena de personalidad, es uno de los ingredientes claves de estre disco, además de un engranaje sonoro repleto de fuerza. Así queda patente en la primera canción, “Lookout”, derroche rítmico lleno de rockabilly y toques de surf donde colabora Rick Miller, componente de Southern culture on the skids, que ya produjo alguno de los trabajos de Dexter.

Como es habitual a lo largo de su discografía, en este nuevo lanzamiento también hay lugar para las versiones. Todas ellas son canciones de una popularidad relativa y de compositores muy diversos. Así, en la primera parte del disco se agolpan varias de ellas, destaca “Picture of you”, interpretado entre otros por Tom Jones y Robert Gordon (influencia clara del grupo) y que ahora se convierte, gracias a cierto deje gospel, en un excepcional tema. También es destacable la aparición de Cat Power en "Love Letters", popularizada por Tony Bennet en su momento y convertida ahora en una balada trágica sostenida por la mezcla de ambas voces, diferentes, pero complementadas perfectamente. "Cigarrete party" es una composición propia y donde rememora el sonido de su anterior grupo, característica poco común porque lo sorprendente de este disco es la capacidad que ha tenido su autor de ensanchar sus matices. Así por ejemplo, sobresale la bellísima "Still around" cantada con Neko Case y las “oscuras” "Camelia's gone", "Lonesome train" (estremecedora y magistralmente interpretada) y "Oh Lover's gone" donde quedan claras las influencias más típicas de Eddie Cochran o Johnny Cash y a las que hay que sumar nombres como el de Nick Cave.

Por desgracia, hay que decir que tanto este disco como su propio autor son un secreto demasiado bien guardado. Una lástima que sólo queda sofocada por la sensación satisfactoria de disfrutar con sus canciones y su apabullante facilidad para transitar por todos los estilos imaginados y consolidarse como uno de los artistas más completos actualmente.

Cumbre contra el Racismo… la hipocresía de los imperios

TXANBA PAYÉS
Kaos en la red




La hipocresía europea queda de manifiesta una vez más en la cumbre contra el racismo en Ginebra(Suiza). Saben que esta cumbre contra el racismo les golpea en la cara, si vemos el panorama de la migración en Europa entendemos porque reaccionan ante las palabras del dirigente iraní. Con su fanfarronería quieren ocultar las políticas reales que se están llevando a cabo en la unión y el tema mismo de la cumbre, les golpea.

Cuando el presidente Iraní denunciara en su discurso de que Israel era un gobierno racista en oriente medio, producto de la imposición que sufrieron los palestinos después de la Segunda Guerra Mundial, en ese momento, los representantes de los países europeos abandonaron la sala como “muestra” – según dicen – de rechazo al discurso del presidente Iraní. Éstos habían recibido órdenes del gobierno checo(quien es el que preside la Unión Europea) “Nosotros, como el resto de embajadores, hemos seguido la consigna de la presidencia (checa) de la Unión, que era que en el momento que escuchásemos comentarios no aceptables para Europa abandonaríamos la sala” así lo ha reconocido el embajador español a Efe. Los que ahora muestran su rechazo a las palabras del presidente iraní, no hicieron nada para detener el exterminio que estaba – y está - llevando a cabo el gobierno sionista de Israel en la franja de Gaza.

Este tipo de actitudes nos demuestra que Occidente no permite que los pueblos del Sur, empiecen a dar muestras de rebeldía ni permiten que se les diga las verdades en la cara, y si esta verdad la dice un presidente de un país del Sur, su eurocentrismo se manifiesta con su prepotencia imperial. Así como el imperio Gringo, Europa - como imperio - no va a permitir desaires de países del Sur.

En pleno siglo XXI las leyes de extranjería, en muchos países de europeos se están aprobando y este tipo de cumbres se desenmascaran, si no el racismo tácito de estos países sí su hipocresía. Esas leyes son una pequeña muestra de lo que realmente hay en la Europa opulenta. El racismo ya no es sólo contra los migrantes del Sur sino también con los que vienen de países del Este europeo, en particular contra la población gitana. Italia es un ejemplo de ello ya hay autobuses sólo para migrantes. También en Italia, por fin “reciben” a los migrantes que han estado anclados en el mediterráneo. Malta e Italia no querían acoger a los migrantes. En esto casos la hospitalidad de la opulenta Europa brilla por su ausencia.

Ha tenido que ser en el día que se iniciaba en Ginebra la cumbre contra el racismo que Italia accediera por fin a acogerles, paradojas de la historia. Esto es lo que desenmascara este tipo de cumbres, de ahí el rechazo, no a lo que dijo el presidente Iraní, más bien es sólo una excusa. Lo que les molesta, lo que les incomoda a estos países europeos es que la cumbre les también desenmascara su hipocresía en estos asuntos. Lo que se ha visto en Ginebra no es más que la prepotencia con la que responde Europa por un lado y; por otro quieren – tácitamente - deslegitimar lo que en ella pueda acordarse.

También ha habido un boicot por parte de los Estados Unidos e Israel a la cumbre contra el racismo, el imperio sigue con su política anterior. Esto sólo es la muestra del iceberg de su política exterior respecto a los demás países del planeta. Con ello, sin embargo, demuestra en primer lugar un desprecio absoluto a este tipo de encuentros, y por el otro es que: sea el presidente que sea, blanco o negro, la política del imperio seguirá siendo la misma, aunque nos quieran hacer creer que Obama, “progresista”, “simpático” y que cae bien a todo el mundo…, a estas alturas, sin embargo, sabemos que: quienes hacen las políticas internas en ese país, quienes diseñan la política exterior norteamericana, son los asesores y éstos sólo la hacen por el bien - y el interés - de la Nación , que es lo mismo decir: intereses de las corporaciones económicas que son las realmente controlan a los gobiernos y presidentes del imperio.

En conclusión: primero que Naciones Unidas sigue siendo un instrumento más de los países ricos. Segundo: que los países europeos continuaran con sus políticas racistas respecto a los migrantes y que el imperio norteamericano no va a cambiar en absoluto su política exterior… sea quien sea su presidente y sea del color que sea. Tercero que el boicot que ha llevado a cabo Israel, y, el imperio usamericano a la cumbre contra el racismo, es un desprecio a las leyes internacionales, porque se creen - y así lo demuestran - que están por encima de todos, porque ellos se creen los” amos” y “dueños” del planeta.

Y por último, saben los países de la unión europea como los gringos que uno de los “problemas” fundamentales de este siglo, será precisamente, la migración…, como lo son – y lo serán - el calentamiento global, la miseria, la pobreza, guerras impuestas, invasiones, la falta de puestos trabajo con salarios dignos, mejores condiciones de vida y un largo etcétera…, éstas son las causas principales por las que, quienes viven del Sur, salen - de sus países - en busca de una “vida mejor” en el Norte opulento y ¿“racista”?.