Un vertido tóxico mató a 15 personas en Costa de Marfil


AGENCIAS
El Mundo


El último desastre medioambiental se ideó en Londres, y se llevó a cabo en el país africano de Costa de Marfil. Allí, la multinacional Trafigura vertió 500 toneladas de aceites tóxicos provenientes del refinado del petróleo en agosto de 2006. Según se ha podido comprobar mediante los correos electrónicos internos de la empresa, lo hicieron intencionadamente y a sabiendas de que en Europa el mismo hecho estaría absolutamente prohibido.

Ahora, la ONU señala que existen suficientes evidencias de que los desechos tóxicos vertidos hace dos años por el barco "Probo Koala" en torno a Abidján, la capital de Costa de Marfil, causaron al menos 15 muertes, 69 hospitalizaciones, y más de 108.000 consultas médicas que abarrotaron los hospitales de la zona.

El experto de la ONU que ha llevado el caso, Okechukwu Ibeanu, ha asegurado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que las personas que fallecieron tenían los mismos síntomas cuando fueron atendidos en el hospital: dolor abdominal, sangrado por la boca o pequeñas quemaduras en el rostro. "Existen indicios razonables que indican que se violaron los derechos humanos con este incidente. Hay suficientes evidencias para determinar que esas muertes y enfermedades estuvieron directa o indirectamente relacionadas con el vertido", sostiene.

Los informes de las autopsias oficiales de 12 de las presuntas víctimas revelaron que éstas poseían concentraciones mortales de sulfuro de hidrógeno (H2S o ácido sulfhídrico), un gas tóxico proveniente del refinado del petróleo.

A pesar de esto, Trafigura ha estado insistiendo públicamente durante tres años que sus residuos eran inofensivos. Es más, hasta ahora ha negado las solicitudes de indemnización, y sus abogados han amenazado a cualquiera que haya intentado contradecir su versión. Los diarios The Guardian y The Times, la cadena de televisión BBC, y otros medios de Holanda y Noruega lo pudieron comprobar de primera mano con demandas y amenazas, y el experto de la ONU ha recibido varias descalificaciones por su trabajo.

Sin embargo, las decenas de correos electrónicos internos que ahora han salido a la luz revelan cómo conocían de antemano que esta operación química, un proceso barato llamado 'lavado cáustico', generaba desechos peligrosos y que estaba prohibida por las leyes occidentales. Además, los documentos demuestran que desde la sede de Londres esperaban obtener unas ganancias de siete millones de dólares mediante la compra de gasolina contaminada con azufre procedente de México. Ésta se decidió 'procesar' a bordo del buque 'Probo Koala', anclado en alta mar.

Ibeanu denuncia que tres años después de los vertidos, la limpieza del área afectada ha sido inadecuada y que éstos podrían afectar a la población que vive en los alrededores. En ese sentido, denuncia que se desconoce el impacto que puede causar en la población la mezcla de las diferentes sustancias tóxicas, así como sus efectos a largo plazo.

Por otro lado, señala que, aunque la empresa holandesa Trafigura acordó con las autoridades de Costa de Marfil el pago de 152 millones de euros como compensación, que supuestamente debían invertirse en paliar los efectos del vertido tóxico, "no sabe adónde fue a parar ese dinero".

El incidente del 'Probo Koala' ha causado gran conmoción en Holanda porque la carga tóxica fue enviada a Costa de Marfil después de que los servicios de limpieza del puerto de Amsterdam rechazaran hacerse cargo del trabajo.

Laura Vane & The Vipertones: ¡Me paso el día bailando!


ALEJANDRO ARTECHE
Soitu




Laura Vane acaba de publicar su primer disco como solista pero si eres asiduo de las discotecas especializadas en house seguro que llevas mucho tiempo bailando sus canciones. ¿El motivo? Hasta ahora, Laura Vane ha ejercido como vocalista para reconocidos djs y músicos como Robbie Rivera, MJ Cole o Dave Spoon. Vamos, lo que hacen muchas cantantes americanas de soul de toda la vida que han encontrado en las sesiones de estudio para grabaciones destinadas a discotecas una fuente de ingresos en su cercana jubilación. También se la puede oír en discos de grupos como Gnarls Barkley o The Streets y en el anuncio para la televisión inglesa de Bacardí Mojito.

Lo que ocurre es que Laura Vane ni es americana, ni negra, ni vieja. Inglesa de Brighton, en este primer disco, titulado como ella y su grupo, se zambulle en el funk bailable de los 70, el Northern Soul, la Dusty Springfield más sesentera, las Supremes más cándidas y bailables…

Publicado por el sello alemán especializado en música de baile Unique, no sé muy bien ante qué nos encontramos. El disco está bien, demasiado bien. Como el director de su compañía anuncia en el texto de la carpeta: estamos ante un disco de 11 canciones que tiene nueve llenapistas. ¿Cuándo había ocurrido esto últimamente? ¡Nunca!.

Bueno, vamos por partes. Toda esta historia comienza con el grupo de acompañamiento de Laura Vane, los Vipertones, grupo tras el que están Phil Martín de los Jazzinvaders y Ton Van Der Kolk de los Soul Snatchers. Ton y Phil contactan con ella por internet, se juntan, cambian ideas y en menos de 48 horas Laura ya tenía compuestas y grabadas dos canciones. Todo muy rápido y muy mágico. El resultado es el single 'Steam' que se convierte en récord de ventas.

La voz empezó a correr como una bola de nieve y pronto todo el mundo estaba hablando de (otra vez) "la nueva sensación inglesa del soul" y bla, bla, bla, de eso que llevamos oyendo desde hace más de año y medio por culpa del éxito de 'Rehab', y que ya cansa un poquito, la verdad.

¿Es realmente Laura Vane & The Vipertones algo que ha venido para quedarse? ¿Es simplemente un pasatiempo de unos músicos con una cantante de estudio que no va a ir a ningún lado? Ni lo sé, ni me importa. El disco está bien, muy bien. Suena creíble aunque el tocar tantos palos en tan poco tiempo maree un poco. Que si ésta es un poco funk como Jamiroquai, ésta la hacemos rollo Motown, ésta balada crooner… pero se notan las horas de estudio de grabación de Laura Vane porque sabe adaptarse muy bien a todos los estilos y salir bastante victoriosa de todo ellos. Es posible que a veces se la note un poco mecánica cantando (soul viene de alma y a veces se la ve más preocupada por la técnica vocal que por desmadrarse delante del micro).

Para confirmar la reválida y ver si realmente el equipo formado por Laura Vane y los Vipertones cuaja encima de un escenario, tendremos que esperar a finales de octubre, fechas en las que estarán haciendo una pequeña gira por España de los que ya hay confirmados fechas en Valencia (22), Madrid (23) y Bilbao (24). Por lo pronto este verano les habían invitado al iJazz Festival de Ámsterdam y a un Soul Weekender en Colonia que iban a aprovechar para presentar el disco, así como las diferentes versiones de clásicos del soul que suelen incluir en sus directos.

Aprovechando el éxito y la gran acogida que está teniendo este primer disco, ya han anunciado la aparición de 'Vipertones remixes ep' donde, hay que aprovechar el momento y ordeñar la burra hasta la extenuación, amenazan con versiones deep house y mixes especiales destinados a los djs de Nu Jazz.

No sé, no creo que esto sea necesario, 'Mean lover' es lo suficientemente destrozapies por ella sola como para necesitar ninguna remezcla ni ninguna caja de ritmos machacona por encima. ¡Respetemos un poco, por favor!. Por eso hablaba de mis sospechas hacia la autenticidad del proyecto de Laura Vane y los Vipertones y que todo no sea más que una treta para subirse al carro del nuevo soul que invade Inglaterra.

Bueno, no adelantemos acontecimientos y disfrutemos del disco original (el de remezclas vamos a ponerlo en cuarentena) hasta verla en directo. Por ahora aceptamos Laura Vane y los Vipertones como animal de compañía.

La última maniobra extrajudicial de Pfizer


La historia de la mayor empresa farmacéutica del mundo, la estadounidense Pfizer, está cuajada de actuaciones fuera de la legalidad. A golpe de chequera, el laboratorio se ha sacudido todas las causas judiciales pendientes por la promoción comercial fraudulenta de cuatro de sus medicamentos. No ha sido juzgado por los posibles daños en la salud de las personas que los ingirieron. La multa récord de 1.600 millones de euros (una tercera parte del presupuesto que se estima que se adjudicará en 2010 al Ministerio de Ciencia e Innovación español) apenas ha despeinado las cuentas del gigante

MIGUEL JARA
Periódico Diagonal




Tiene algo de obsceno esto de la compra de ‘injusticia’ por parte de Pfizer. Al fin y al cabo, pagar para que no se produzcan juicios es comprar la Injusticia. Tiene algo de medieval, de un tiempo en que los señores feudales imponían su ley por el simple hecho de ser los más fuertes económicamente. Éste ha sido el acuerdo extrajudicial alcanzado entre una administración pública y la multinacional farmacéutica de mayor monto en la historia: 1.600 millones de euros. No será el último. En realidad, es costumbre en el sector que cuando un laboratorio o grupo de ellos ha creado los suficientes problemas como para enfrentar la Justicia el primero prefiera llegar a un acuerdo previo a los tribunales. Se buscan dos objetivos principales. El primero, ahorrarse dinero: por alta que sea la cifra a pagar suele ser menor que la que deberían asumir en caso de celebrarse los juicios. Segundo, cuidar la imagen corporativa: aparecer una sola vez en la prensa por motivos que socavan con tanta claridad la imagen de una empresa es menos malo que exponerse a ser ’percha informativa’ de los periodistas durante los muchos meses que, de celebrarse, dura un pleito de estas características.

Uno de los medicamentos por los que Pfizer se ha visto obligada a pagar al Departamento de Justicia del Gobierno de EE UU para evitar juicios por realizar propaganda engañosa y prescribir el medicamento para otros usos es Bextra (valdecoxib). Conocido como la ‘superaspirina’, este medicamento para la artritis, la artrosis y el dolor agudo, multiplicaba al menos por dos el riesgo de infartos de miocardio y cerebrales. Un estudio de la la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) en EE UU, indica que lo triplicaba. Pertenece a la familia de los coxib, como Celebrex, un grupo de medicamentos modernos muy conocido entre médicos, y sobre todo farmacéuticos y farmacólogos, por ser especialmente peligroso para la salud.

Fíjense que el acuerdo entre el Gobierno estadounidense y Pfizer es por propaganda fraudulenta de varios medicamentos, no por los daños que pueda haber provocado en la salud Bextra, cuando su fórmula es básicamente la misma que la de un medicamento retirado por mortal en 2004: Vioxx.

La sombra alargada de Vioxx

En 2004, el laboratorio Merck retiró ’voluntariamente’ su antiartrítico Vioxx (rofecoxib), dado que se demostró que Vioxx podía causar infartos de corazón y cerebrales en sus consumidores, como así fue en cientos de miles de personas con los resultados funestos que pueden imaginar. Vioxx se lanzó al mercado en EE UU en 1999 y fue comercializado en más de 80 países. Las ventas mundiales en 2003 fueron de 2.500 millones de dólares, según datos de la propia corporación. La prohibición del preparado de Merck puso en el punto de mira a sus primos hermanos: Celebrex, del que la Agencia Española de Medicamentos emitió en diciembre de 2004 una nota desaconsejando su uso en personas con problemas cardiacos, pero sin retirarlo; o Bextra, que en España no llegó a venderse y fue retirado en 2005 del mercado por los riesgos de infarto ya comentados. Ambos medicamentos eran fabricados por Pfizer con el mismo principio activo (coxib). Es muy difícil entender entonces cómo Celebrex continúa ofreciéndose en las farmacias de medio mundo para “aliviar el dolor”. ¿Cuándo se decidirán las autoridades sanitarias a promover pleitos por los daños en la salud que pueda estar provocando el Celebrex de Pfizer?

El fabricante de Vioxx conocía sus riesgos tras realizar el ensayo APROVe, siglas en inglés de Prevención de Pólipo Adenomatoso con Vioxx, pero ocultó a la FDA esos trabajos para poder comercializarlo. Las agencias del medicamento, como la estadounidense o la europea, aunque parezca mentira, no realizan estudios independientes sobre los fármacos para los que los laboratorios les solicitan licencia, se limitan a revisar la documentación sobre dichos medicamentos que les presentan los fabricantes. La FDA ha calculado que por la ingesta de Vioxx se produjeron 27.000 casos de infarto y muertes súbitas desde 1999 sólo en EE UU.

Cobayas humanas

En 1996, la farmacéutica más poderosa del mundo ensayó ilegalmente su nuevo antibiótico Trovan (trovafloxacino) en 200 niños del Estado nigeriano de Kano, durante una epidemia de meningitis. Un total de 11 niños murieron y decenas sufrieron daños graves, incluso cerebrales. Más de 11 años después las autoridades de Kano y el Gobierno nigeriano iniciaron una demanda judicial (civil y penal) por la que pedían 7.000 millones de dólares y sentar en el banquillo a tres directivos de la compañía. El acuerdo extrajudicial del caso, que casi con toda seguridad inspiró la novela de John Le carré El jardinero fiel, se estancó por los desacuerdos sobre las responsabilidades y compensaciones a las víctimas. En abril de este año, el diario The Independent informó de un posible acuerdo final, pero éste no fue confirmado.

El caso Neurontin

Pfizer ya fue hallado culpable y pagó 430 millones de dólares en 2004 por promocionar el antiepiléptico Neurontin (gabapentina) para patologías tan dispares como el déficit de atención, las migrañas o el trastorno bipolar. En un solo año, sin embargo, Neurontin llegó a recaudar para la compañía 2.700 millones de dólares: el 90% de las recetas no correspondían a ninguna de las indicaciones aprobadas por la FDA. Según IMS Health, una compañía que compila datos de venta del mercado farmacéutico en todo el mundo, en el Estado español, entre abril y junio de 2002, Neurontin fue recetado sobre todo para dolencias psicológicas, como la depresión y las fobias, y para otros trastornos, como la adicción al alcohol e incluso el tratamiento de ciertos herpes y diabetes. Recetas médicas, se entiende, con ‘premio’ para el facultativo que las firma.

A dios rogando...

La compañía que fabrica el medicamento más vendido del mundo, Lipitor, para el colesterol, y la famosa Viagra, tiene varios programas de acción social. Durante 2009 sorprendió con el ofrecimiento gratuito durante un año de medicamentos a los estadounidenses en paro. Cuidar la imagen corporativa es una prioridad para Pfizer. Por ello, en lugar de enfrentar cada una de las demandas pendientes prefiere pagar la última gran multa que, como ha señalado la propia compañía, no tendrá un impacto en su cuenta de resultados, porque ya fue descontada en el balance del ejercicio de 2008. La mayor multa de la historia de las farmacéuticas apenas ha despeinado al gigante. Los títulos del laboratorio estadounidense, en pleno proceso de consolidación y fusión con su rival Wyeth, no han sufrido casi variaciones.

Recárgate con la mirada de Richard Avedon


CAROLINA REYMÚNDEZ
Soitu




Estos días el cuarto piso del MOMA de San Francisco no para de recibir visitas. Allí se expone la retrospectiva del fotógrafo norteamericano Richard Avedon. Muchos visitantes entran exclusivamente para verla, después se van. No les tientan los cuadros de Rothko ni las esculturas de Brancusi. Los 'consumidores' de Avedon van a ver sus fotos y salen inspirados, con la mirada cargada.

La muestra, que se puede visitar hasta el 29 de noviembre, está divida en dos grandes momentos: los años de la moda y el tiempo de los retratos.

Richard Avedon se hizo conocido por sus revolucionarias fotos de moda. Imágenes con sentido del humor. Como si se burlara del 'glam', aunque sofisticadamente. El tipo sacó a las modelos del estudio y las llevó a un circo. De la serie Cirque d'Hiver de París se ve, entre otras, la famosa foto 'Dovima con elefantes' (1955), donde la modelo muestra un vestido de Dior largo hasta los pies mientras coge la trompa de un elefante con una mano y la oreja de otro con su larguísimo brazo extendido. El suelo está lleno de heno y seguramente el ambiente olería más a zoológico que a perfume francés, pero la imagen transmite una elegancia total.

El fotógrafo convierte el estudio en el escenario de un teatro, las modelos parecen actrices y la puesta en escena tiene cierto espíritu dramático. Cuando sale a las calles hace volar las telas de las faldas y sus chicas conversan, fuman y se ríen mientras él hace fotos dinámicas y modernas. Sus imágenes muestran moda pero también cuentan historias.

En 1943, cuando todavía no era 'fotógrafo', Avedon tenía 20 años y trabajaba haciendo fotos carné en la Marina de Estados. Se encargaba retratar a todos los cadetes que ingresaban en ella. "Debo haber tomado fotos de quizás cientos de miles de rostros antes de que se me ocurriera que me estaba convirtiendo en fotógrafo", declaró. De ahí pasó a la revista Harper’s Bazaar y siguió en Vogue y Life. Tiempo después lo hizo en The New Yorker.

Sin dejar la fotografía de moda, comenzó a retratar celebridades. Marilyn Monroe, Bob Dylan, Pablo Picasso, Marc Chagall, Janis Joplin, los Beatles, Chet Baker, Truman Capote, Ronald Reagan, D. D. Eisenhower. Con el tiempo incorporó un escenario para crear retratos esenciales: fondo blanco, cámara de gran formato y una iluminación uniforme que borra detalles y realza la presencia humana. Esos elementos le bastaron a Avedon para captar el aura de sus retratados, que lo miran con los ojos, con el cuerpo, con el alma.

En 1979, cuando el fotógrafo tenía 55 años, Mitchell Wilder, el director del Amon Carter Museum de Fort Worth, Texas, le encargó una misión: que hiciera un viaje para fotografiar la gente y la cultura del American West. Avedon se tomó en serio el encargo y entre 1979 y 1984 recorrió 17 estados, visitó 189 pueblos y fotografió a 752 personas. El resultado de esos cinco años fue el libro 'In the American West', que muestra un inventario personal de pobladores anónimos en un momento en el que el boom del petróleo había terminado y la decadencia de la minería era un hecho.

El fotógrafo los sacó de sus lugares de trabajo, los llevó a un estudio y los retrató utilizando la misma técnica que aplicaba para los famosos. Boyd Fortin, un desollador de serpientes de apenas 13 años; Ronald Fisher, un apicultor; Roberto López, un trabajador de la industria petrolera... y además, amas de casa, secretarias, vagabundos, camareras, más de cincuenta personas a través de las cuales se puede ver el oeste americano.

Cuando murió, en 2004, Richard Avedon tenía 81 años y estaba en una sesión de fotos por un encargo de la revista The New Yorker sobre los candidatos presidenciales. Tiempo antes había dicho: "Y si pasa algún día sin que haga algo relacionado con la fotografía, es como si hubiera descuidado algo esencial de mi existencia, como si me hubiera olvidado de despertarme. Sé que el accidente de ser fotógrafo hizo mi vida posible".

¿Militarizar la escuela o cambiar sus estructuras?

PATROCINIO NAVARRO
Kaos en la Red




Investir a los maestros como se pretende de una autoridad legal semejante a la de los policías y jueces es convertirlos descaradamente en parte del sistema represivo de un gobierno que se ve desbordado por los problemas que se crean en las aulas a diario.En vez de abordar estos problemas con valentía se pretende militarizar otro espacio social más: las escuelas.Qué parche tan descabellado.La autoridad o es moral o se convierte en dictadura.No es sorprendente en el camino que llevamos,pero convertir a los maestros en una especie de policías de conducta y pensamiento es una solución inútil, fatal y a la desesperada de los problemas en las aulas.
Es evidente que la estructura y dinámica de esta sociedad precisaría importantes cambios estructurales, culturales y sociales para que cada familia pudiese educar a sus hijos en buenas condiciones, con el tiempo y la dedicación necesarios.

El tiempo de trabajo fuera del ámbito familiar debería ser proporcionado a las necesidades de atención educativa y socia ldel niño-a, según edad, para que existiese un verdadero trabajo educativo conjunto de padres y profesores, cada uno en su respectivo ámbito de acción,y los padres no se sintieran culpables y tuvieran problemas de horarios laborales cada vez que un profesor les cita a una entrevista normal o para ponerles sobre aviso por losproblemas que dan sus hijos.

En ningún programa político aparece el tema de la educación como elemento determinante, ni siquiera en los partidos más aparentemente renovadores que se presentan a elecciones, lo que indica el poco valor social que se le atribuye y el poco valor real que se da a los individuos, tratados como piezas del engranaje político y económico.

Ahora bien: una sociedad como la presente hace aguas por todas partes, y una de las más importantes vías de inundación de conflictos está en el sistema educativo, justo en el tipo de educación formal que reciben los escolares, cada vez más aburridos y distantes de lo que se les pretende enseñar por carecer de interés para su vida y por fomentar la pasividad y sumisión. Eso no se corrige con métodos represivos.Se corrige fomentado la unidad de acción en cuestiones educativas entre los padres y los profesores y potenciando la participación crítica de los estudiantes en su propio proceso de aprendizaje.Se consigue con programas de trabajo en los que se cuente con ellos y con aulas democratizadas.Y se consigue con profesores capaces de tener la autoridad moral que precisan para ser escuchados.Y esta no la obtienen por real decreto.
Entre tanto,la enorme desmotivación en las aulas, y la creciente violencia escolar llega hasta el asesinato a profesores y estudiantes por parte de alumnos agresivos en todas partes, como ponen en evidencia los estudios al respecto y saltan a menudo a las páginas de sucesos.

Es importante dejar claro que un sistema social cualquiera carece de legitimidad, aunque sea legal, si no se posibilitan los medios para el desarrollo físico, mental , espiritual y de nivel de vida de todos sus miembros, con especial cuidado en la distribución de la riqueza de acuerdo con las necesidades reales de la gente y con atención especial a la infancia y juventud como cimientos del futuro colectivo.

A nivel político nunca hay que dejar de cuestionar este sentido peculiar de democracias capitalistas que permiten a verdaderos dictadores sentarse en sillones presidenciales enmascarándose como defensores de las libertades y actuando a la vez contra ellas mediante la manipulación, el engaño y el abuso de poder hasta los más aberrantes límites: guerras, represión, torturas, genocidios, robo de recursos, degradación de las poblaciones y de sus culturas. Con este material se elaboran los sistemas educativos mundiales.Y, por supuesto, los españoles.

Todos estos elementos: escuela autoritaria pero con maestros desprestigiados y carentes de autoridad moral, , sociedad insolidaria, política hipócrita, doble moral en todos los ámbitos, falta de tiempo de los padres y de acuerdos de estos con los maestros, intromisión de la iglesia católica en los colegios, y otras cuestiones de esta índole sirven para crear una completa barrera ccontra el progreso de la educacióin integral de los escolares, sometidos a las directrices de los partidos triunfantes, a la concepción de la enseñanza como negocio y a los dogmas eclesiales como elementos de perversión espiritual disfrazada de educación moral. Es cada vez más apremianteque esta barrera desaparezca, no por la violencia, sino por la acción de la conciencia libre ejercida por la base social de los pueblos y por los padres en primer lugar, para imponer a los gobiernos criterios progresistas y abiertos, controlando a los elementos retrógrados que aquí se denuncian..

Mientras no exista justicia, amor, fraternidad, unidad, y verdadera libertad (que nace en primer lugar de la liberación personal de los propios defectos) en el corazón de las gentes, no existirá nunca un mundo de felicidad y bienestar colectivo. Los padres y maestros son los primeros llamados a asumir su propio proceso de cambio positivo si quieren acabar con la doble moral y la hipocresía habitual de nuestro mundo e imponerse a los dictados de las administraciónes políticas siempre reaccionarias.

Esta es una tarea pendiente, la mayor tal vez de la Historia a estas alturas de tanto desarrollo tecnológico y abundancia de recursos en unas pocas sociedades, y tantas desigualdades, pobreza, esclavitud e infinitas injusticias y abusos de los fuertes en la mayor parte del Planeta, enmascaradas a menudo en falsas legitimidades ideológicas, religiosas o políticas.

Una superestructura, como la educativa, siempre se construye con los mismos ingredientes de lo selementos de base que la componen. Del mismo modo, una conciencia colectiva evolucionada es el resultado del desarrollo de la conciencia individual. Este es ahora mismo el reto de nuestra civilización: el salto de la sociedad de la violencia a la sociedad de la conciencia.